En busca de la originalidad: esos raros locales nuevos que ya son la norma en ciudades como Barcelona.

(Por Itziar Varas) Una de las claves de un buen negocio es ofrecer un servicio que el cliente no pueda encontrar en otra parte. Sin embargo, si todos los negocios se centran en ser diferentes, ¿lo es alguno realmente?

Image description
Espai de gats.
Image description
La propuesta de Galletea.
Image description
La propuesta de Galletea.
Image description
Así es Icebarcelona.
Image description
La propuesta de Pepa croqueta

Debido a la saturación del mercado y a que el consumidor es cada vez más exigente, es natural que, al pensar ideas de negocio, queramos ofrecer un servicio que sorprenda. Ya hay una gran variedad de negocios que basan su éxito en la originalidad, y podemos encontrar muchos de ellos en la ciudad de Barcelona.

En algunos casos, los negocios se diferencian a base de ofrecer servicios muy específicos. Es el caso de los “Bares de cereales”, locales de alimentación cuya carta consiste en distintas marcas de cereales y leche. Para diversificar un poco, el cliente también puede escoger toppings, leche de colores y algún que otro dulce. El ejemplo más prominente es Cereal hunters café, franquicia con locales en Barcelona y Madrid.

Por supuesto, este tipo de negocio centrado en ofrecer múltiples variedades de la misma comida no solo se da con los cereales. También hay casos como los de Pepa croqueta o Galletea, cada uno centrado en su comida específica.

Otro servicio específico es el de los “Cat cafés”, establecimientos donde los clientes pueden jugar con gatos mientras se toman algo. La mayoría también permite adoptar a los gatos, que normalmente son rescatados de hogares de acogida o refugios. Es el caso de Espai de gats, el “Cat café” de Barcelona.

En otros casos, es el diseño del local lo que lo diferencia, como ocurre con los “Icebars”, locales hechos completamente de hielo. El cliente paga por la consumición y por el alquiler de ropa de abrigo. Triunfaron hace unos años y muchos se han reinventado, como ocurre con Icebarcelona, el primer bar de hielo en la playa del mundo. Cuenta también con cálidas terrazas y ofrece la posibilidad de celebrar eventos.

Por último, destacan los negocios que ofrecen servicios centrados en lo “divertido” de la idea. Es el caso de Malmesos, que se basa en vender talonarios con los que el cliente puede regalar a familiares y amigos cosas como “decirle que sí a todo” o “un desayuno en la cama”

Cada vez es más común encontrarse con estos negocios “raros”. Sin embargo, no debemos olvidar que casi todas las grandes ciudades ahora cuentan con “Icebars”, “Cat cafés”, tiendas curiosas y “Bares de cereales”. Los servicios que antes estaban “fuera de lo común” ahora son la nueva moda. Por tanto, ¿podemos seguir definiendo estos negocios como “originales”?

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: