Calor extremo: cuando el cambio climático amenaza la salud pública

(Por Marta Moreno Ibáñez, Université du Québec à Montréal (UQAM)) A finales de junio, unos días después de que se registrase un potencial récord de temperatura de 38 °C al norte del círculo Ártico, una ola de calor afectó al noroeste americano y al oeste de Canadá. Las temperaturas superaron los 45 °C durante varios días. Más de 70 estaciones meteorológicas que miden la temperatura desde al menos los años 60 registraron temperaturas iguales o superiores a los récords establecidos.

Image description

¿Podemos realmente establecer un vínculo entre el cambio climático y esta ola de calor excepcional?

Varios récords batidos

El récord absoluto de temperatura en Canadá, de 45 °C, había sido establecido el 5 de julio de 1937 en la provincia de Saskatchewan. Fue superado tres días seguidos en Lytton, en la provincia de Columbia Británica. Hizo 46,6 °C el 27 de junio, 47,9 °C el 28 de junio y 49,5 °C el 29 de junio.

También fueron batidos varios récords de temperatura en la provincia de los Territorios del Noroeste de Canadá. En EE. UU., varios récords de temperatura también fueron batidos en Seattle y Portland, entre otros lugares.

Otro hecho sorprendente fue que las temperaturas fueron significativamente más elevadas de lo normal durante ese periodo del año. Por ejemplo, se registraron temperaturas de 20 °C por encima de lo normal en Portland, EE. UU.

En Canadá, el calor extremo y la desecación de la vegetación han aumentado el riesgo de incendios forestales. Centenares de incendios forestales han sido declarados en Columbia Británica desde principios de julio.

El lunes 5 de julio se contabilizaron alrededor de 200 incendios activos, de los cuales un tercio eran considerados fuera de control. El 90 % del pueblo de Lytton fue devastado por un incendio forestal, forzando la evacuación de la población en un corto plazo.

El fenómeno del domo de calor

Los anticiclones (sistemas de alta presión) están normalmente asociados al buen tiempo y al cielo azul. Sin embargo, cuando un anticiclón permanece mucho tiempo sobre una misma región debido a un bloqueo atmosférico, que impide su desplazamiento, esta situación puede dar lugar a una ola de calor. En el caso de la que afectó al oeste del continente norteamericano, el anticiclón permaneció una semana sobre las regiones afectadas.

El bloqueo atmosférico que causó este domo de calor se conoce con el nombre de bloqueo en omega. Normalmente es este tipo de bloqueo es el que causa las olas de calor en esta región. El sistema de alta presión alcanzó valores récord; sin embargo, estos valores fueron mucho menos excepcionales que las temperaturas extremas observadas.

Mapa meteorológico
Mapa de análisis del Centro Meteorológico Canadiense (CMC) correspondiente al 30 de junio de 2021 a las 00:00 UTC. Los colores violeta y rojo al oeste del continente norteamericano representan las elevadas temperaturas. El anticiclón que causó la ola de calor está representado por el código H1015. Centro Meteorológico Canadiense

Esta ola de calor fue algo nunca visto, hasta tal punto que los meteorólogos se preguntaron si este evento, previsto por los modelos atmosféricos, era un error de dichos modelos.

La salud pública en juego

Esta ola de calor excepcional tuvo impactos importantes sobre la salud de la población afectada. Puesto que se trata de regiones que no están acostumbradas a unas temperaturas tan elevadas, la población está menos preparada para afrontar el calor sofocante. Por ejemplo, un informe de BC Hydro publicado el año pasado halló que el número de hogares con aire acondicionado en Columbia Británica es de solamente 34 %.

Entre el 25 de junio y el 1 de julio de 2021, Columbia Británica registró 719 decesos súbitos e inesperados (debe tenerse en cuenta que se trata de resultados preliminares), lo cual es tres veces más de lo normal en esa época del año. La ola de calor probablemente contribuyó significativamente a este aumento de fallecimientos, pero no sabemos todavía cuántos de esos decesos se le pueden atribuir. En la mayoría de los casos se trataba de personas de avanzada edad que habitaban solas en sus domicilios particulares sin una ventilación adecuada.

Otra consecuencia negativa de la ola de calor es la degradación de la calidad del aire, ya que las condiciones meteorológicas asociadas a las olas de calor (estabilidad de las capas bajas de la atmósfera, temperatura elevada, presencia de la luz del sol y viento débil) son favorables a la formación y a la concentración de contaminantes atmosféricos como el ozono y las partículas finas. Además, el humo de los incendios forestales contribuye a degradar aún mas la calidad del aire.

Canadá se calienta mas rápido

Canadá está siendo y será particularmente afectada por el cambio climático, según el Informe sobre el cambio climático de Canadá, publicado en 2019. En efecto, Canadá se ha calentado y continuará calentándose a un ritmo dos veces más elevado que el resto del mundo.

Con el calentamiento global, las temperaturas extremadamente elevadas se han vuelto y se volverán más frecuentes e intensas, lo que aumentará la severidad de las olas de calor y el riesgo de incendios forestales. La ola de calor que ha afectado al noroeste americano se inscribe, por consiguiente, en esta tendencia.

Sin embargo, es importante precisar que no podemos imputar un fenómeno meteorológico preciso, como esta ola de calor, al cambio climático de origen antropogénico, es decir, al calentamiento global causado por la actividad humana (que es la principal causa del cambio climático).

Lo que podemos analizar es la manera en que la probabilidad o la intensidad de un cierto tipo de evento extremo ha cambiado a consecuencia del aumento de la concentración de gases de efecto invernadero provenientes de las actividades humanas.

El riesgo de incendios forestales aumentan

Este ámbito de la ciencia del clima, conocido bajo el nombre de “atribución de eventos”, ha sido aplicado a varios eventos extremos que han tenido lugar en Canadá. Por ejemplo, un estudio sobre los incendios forestales de Fort McMurray, Alberta, en 2016 concluyó que el calentamiento de origen antropogénico había aumentado la probabilidad de riesgo de incendios forestales extremos en el oeste canadiense. En otras palabras, hubiese habido menos posibilidades de que se produjesen los incendios forestales de Fort McMurray en un mundo sin calentamiento global de origen antropogénico.

Puesto que la ola de calor que afectó al oeste americano ha tenido lugar recientemente, habrá que esperar todavía un tiempo antes de que se publiquen estudios de atribución de eventos en una revista con revisión por pares. Un primer análisis rápido de esta ola de calor ha concluido que esta habría sido prácticamente imposible sin el calentamiento climático de origen antropogénico.

Restos de vehículos y edificios quemados
Coches y estructuras quemadas en Lytton, en Columbia Británica, el viernes 9 de julio de 2021, después de que un incendio forestal destruyese la mayor parte del pueblo el 30 de junio. LA PRESSE CANADIENNE/Darryl Dyck

Olas de calor como esta se volverán mas frecuentes con el cambio climático, con consecuencias nefastas para las poblaciones afectadas. Si conseguimos limitar el calentamiento a 1,5 °C en lugar de 2 °C, podríamos reducir entre 420 millones y 65 millones el número de personas expuestas, respectivamente, a olas de calor extremas y a olas de calor excepcionales.

Desafortunadamente, no estamos en camino de alcanzar el objetivo del Acuerdo de París de limitar el aumento de la temperatura a mucho menos de 2 °C con respecto a los niveles preindustriales, e idealmente a 1,5 °C. Más bien nos dirigimos hacia un calentamiento de 3 °C a lo largo de este siglo, lo que tendría consecuencias negativas significativas para la salud humana. Todavía estamos a tiempo de tomar el buen camino, pero es necesario actuar rápida y firmemente.

Marta Moreno Ibáñez, PhD candidate in Earth and atmospheric sciences, Université du Québec à Montréal (UQAM)

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

The Conversation

Tu opinión enriquece este artículo:

LLYC adquiere Dattis para reforzar su liderazgo en Colombia y América Latina (esta unión supondrá más de 140 clientes)

LLYC, firma global de Marketing y Corporate Affairs, ha llegado a un acuerdo para la adquisición de Dattis Comunicaciones, compañía de referencia del mercado colombiano en la prestación de servicios profesionales relacionados con la comunicación, los asuntos públicos y el PR marketing. La operación convierte a LLYC en la empresa número uno del sector en Colombia y consolida su liderazgo en América Latina.

Hace 10 años el alquiler de un piso en Cataluña costaba de media 671 euros al mes (ahora cuesta 1.337 euros)

El precio acumulativo de la vivienda en alquiler ha subido en Cataluña un 99% en 10 años y un 17% en 5 años, mientras que el valor de hace un año ha subido un 7%, según el estudio a mitad de año de “Variación acumulativa de la vivienda en España en 2024”, basado en los precios de la vivienda en alquiler del mes de abril de los últimos 17 años del Índice Inmobiliario Fotocasa.

Barcelona abre una oficina ciudadana en el DHub para recrear memorias perdidas o indocumentadas (con inteligencia artificial)

Del 17 de mayo al 29 de septiembre Barcelona abre la Oficina Ciudadana de Memorias Sintéticas en el Disseny Hub Barcelona (DHub). Se trata de un proyecto especulativo impulsado por el estudio creativo Domestic Data Streamers con la colaboración del Ayuntamiento de Barcelona a través de la Convocatoria de ayudas a la innovación urbana, La Ciudad Proactiva, que impulsa la Fundación BIT Habitat .

Llega “la mejor edición” del Gran Premio Monster Energy de Cataluña de MotoGP 2024 (se celebrará en las instalaciones de Montmeló los días 24,25 y 26 de mayo)

El consejero de Empresa y Trabajo y Presidente del Circuito de Barcelona-Cataluña, Roger Torrent i Ramió, ha asegurado que "este año celebraremos la mejor edición del Gran Premio de Moto GP en el Circuito Barcelona-Cataluña" y ha recordado que "es uno de los grandes eventos del mundo y que genera mucha afición en nuestro país" .

Qué hacer si el aeropuerto o la aerolínea pierde tu equipaje este verano (dato: Barcelona-El Prat es uno de los aeropuertos españoles que más quejas registró por incidencias con el equipaje en 2023)

Con la llegada de la temporada de verano, aumenta el número de pasajeros y de maletas facturadas y, con ello, el riesgo de que se pierdan los equipajes. En caso de que lamentablemente esto ocurra, la empresa especializada en gestión de reclamaciones de pasajeros aéreos Reclamio.com recuerda que la aerolínea es por norma general la responsable de reparar o restituir el daño causado, no el aeropuerto, y que el valor de la indemnización puede ascender a los 1500€.

Éste sitio web usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de cookies.