La aventura de ver Barcelona de una forma distinta (solo has visto estas motos en las películas)

(Por Irene Forment) Cuando visitamos una ciudad hay infinidad de maneras de hacerlo. En Barcelona, BrightSide Tours nos presenta una propuesta distinta y de lo más atractiva, hacer un tour en Sidecar para descubrir todos los encantos de la ciudad. ¡Te mostramos todos los secretos!

Image description
Image description

Hoy en día, existen una infinidad de opciones a la hora de visitar una ciudad. Desde rutas gastronómicas a culturales. El turismo se ha ido reinventando con el paso del tiempo y, sin lugar a duda, algunas opciones se han convertido en todo un éxito entre los visitantes. En Barcelona, una de las opciones más curiosas es descubrir la ciudad montado en sidecar.

BrightSide Tours es una de las empresas que ofrece este servicio en la ciudad y nos han contado las sensaciones y opciones que presentan con sus tours. Desde 2010 la empresa planifica tours por la ciudad de distinto tipo (tanto diurnos como nocturnos), pero uno de los que más llama la atención son las rutas en esta moto tan peculiar. Cuando pensamos en un sidecar, muchas personas lo relacionan con épocas de guerra o con las películas, pero raramente han visto uno en la ciudad. 

Para los visitantes más intrépidos, la empresa barcelonesa tiene distintas opciones: tours de 3, 4:30 y 8 horas, tours nocturnos de 2:30 h y dos modalidades para los fans de la gastronomía, vuelta en sidecar con cata de vinos o tapas incluidas. Según nos cuenta Joao Passos da Silva, todas estas opciones están adaptadas a los intereses personales de cada uno de sus clientes. 

“La sensación de descubrir una ciudad en moto con sidecar es inolvidable, extremamente sensorial, agradable y segura. Siempre con una conducción lenta para poder disfrutar de todos los rincones y del conocimiento del guía privativo”. Cientos de comentarios en TripAdvisor recomiendan estas rutas de entre € 100 y € 500 que brindan una movilidad espectacular por la ciudad. 

Estas rutas permiten explorar de manera personalizada con un guía privado, no solamente las grandes atracciones arquitectónicas e históricas de Barcelona, sino que también los barrios más auténticos, alejados de las zonas turísticas. Como elemento adicional a la visita, los cascos están equipados con dispositivos de comunicación que facilitan una conversación fluida y permanente entre el guía y los pasajeros durante todo el recorrido. 


Conocer una ciudad y descubrirla, es siempre toda una aventura, pero cuando se tiene la oportunidad de hacerlo con un vehículo, si más no, curioso, la experiencia se multiplica.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: