Nueva tendencia laboral: el coworking empieza a establecerse en las zonas rurales (43.000 personas se van de la ciudad)

(Por Ángel Eduardo Álvarez Iribarren) El contexto de la pandemia ha cambiado muchos aspectos de nuestra vida y ha acelerado ciertas cuestiones que parecían darse a un ritmo más lento. Tal es el caso de la emigración de profesionales de las ciudades a zonas rurales, con la intención de asentarse en un entorno más tranquilo sin dejar de lado el crecimiento laboral.

Image description

Uno de los datos que refleja esta tendencia es el porcentaje de personas que decidieron trasladarse a las afueras de la ciudad. Según el informe "El movimiento migratorio de Barcelona en tiempo de COVID-19" elaborado por la Oficina Municipal de Datos (OMD), el 8% de la población de Barcelona decidió marcharse a municipios con una baja cantidad de habitantes (menos de 50.000). Los datos provisionales indican que de enero a septiembre del 2020 la ciudad ha roto la tendencia de los últimos años y ha perdido gente: el número de personas empadronadas en Barcelona se reduce en 43.094 personas.

Asimismo, portales de venta inmobiliaria como Idealista afirman que durante muchos meses del 2020 aumentaron las búsquedas de viviendas en municipios con pocos habitantes. En enero del año pasado alcanzaron un 10%, mientras que en los meses finales llegaron casi al 15%.

La digitalización de las empresas y, especialmente, el crecimiento del teletrabajo han sido los motivos más importantes de este curioso éxodo. Desde el año pasado muchas empresas han seguido en funcionamiento gracias a esta modalidad y ello invita a los trabajadores a considerar moverse a entornos más rurales, algo que representa una oportunidad para dichos territorios de crecer económicamente.

Un caso paradigmático es el origen de  'Catalunya Rural Hub'. Un proyecto cuyo objetivo es motivar a los profesionales a mudarse a espacios rurales con menor densidad de población. De esta manera, podrán continuar con sus actividades laborales y, a su vez, ayudando al ecosistema tecnológico de la zona. La iniciativa comenzó con 20 personas trabajando desde la Vall d'en Bas (Girona) durante una semana, buscando simular lo que representa vivir en dicho entorno.

La opción del coliving
Otra de los claros ejemplos que explican la tendencia es la creciente opción de espacios coliving. La Asociación Nacional de 'Coliving' y 'Coworking' apunta que esto es una alternativa para aquellos profesionales que busquen vivir la experiencia rural durante una corta temporada. Este tipo de alojamientos (centros coliving) poseen espacios compartidos y lugares de trabajo para mejorar el ambiente con los compañeros.

De igual manera, explican que por su cuenta están ofertando 19 negocios en España, de los cuales la mayoría están en Castilla y León. Pero confían en la posibilidad de seguir extendiendo esta red de “nómadas digitales” en el resto del país, ofreciendo la mejor calidad tecnológica en el desempeño laboral.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: