Casi la mitad de los trabajadores se jubilan antes en España (pros y contras de retirarse con anticipación) 

(Por Juan Pedro de Frutos) Jubilarse con anticipación, especialmente si se dispone de un remanente mensual que mantenga la calidad de vida, es el deseo de todos los trabajadores. Algo complicado dado el endurecimiento de las leyes españolas en un marco laboral inestable que se ve acechado por el desequilibrio demográfico de la sociedad.

Image description

La jubilación anticipada ocupa, a día de hoy, el 40% de los casos de los nuevos pensionistas. Situación que con la reforma de la ley se espera que se reduzca en gran medida a partir de 2027, pues por cada año de retiro anticipado se reduce en un 8% el monto de la pensión.

Una penalización que el gobierno, según desgranó Ángel Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones (durante la presentación del plan de recuperación y resiliencia vinculado a los fondos europeos) pretende conjugar con un incentivo monetario que alcanzaría los € 12.000 por año que se dilate el retiro.

Pensión media superior de quienes se jubilan anticipadamente
Aquellos que se acogen al retiro anticipado disponen, de media, de una pensión de € 1.704, casi € 500 más al mes que aquellos que lo hacen a la edad ordinaria. Bien por disponer de un colchón económico suficiente, condiciones beneficiosas que contrarrestan la penalización o por pertenecer a colectivos minoritarios como mineros, policías o bomberos.

Cabe recordar que a partir de 2027 los españoles se jubilarán a los 67 años, retrasando, así, 24 meses la edad de jubilación vigente los últimos años. De esta manera, llegar a cobrar el 100% de la prestación supone haber tenido una larga carrera profesional. Aunque en ciertos casos, será posible retirarse sin penalización 2 años antes, siempre que se haya cotizado 38 años y 6 meses.

Cómo jubilarse anticipadamente sin que mermen tus ingresos y qué ocurre en caso de retiro forzoso
Pese al endurecimiento de la ley vigente en materia de jubilación, que penaliza cada vez más el retiro prematuro, sigue habiendo supuestos que permiten una jubilación anticipada voluntaria sin merma de prestación.

Para ello, en el momento en que acredite 30 años o más cotizados, dos de ellos en los 15 años anteriores al momento de la jubilación, se puede solicitar la jubilación anticipada. Eso sí, se conlleva la pérdida de las bonificaciones por actividad peligrosa de ciertos colectivos o por discapacidad igual o superior al 45%.

¿Y qué ocurre en el caso de una jubilación anticipada forzosa a partir de 2027? En esta situación, hay que tener 63 años y haber cotizado, al menos, 33 años. A esto se le suma que se debe haber inscrito como demandante de empleo seis meses antes, como mínimo de solicitar la jubilación anticipada.

Ventajas de jubilarse anticipadamente en España
Aunque retirarse anticipadamente permite cobrar la prestación antes de la edad habitual y ordinaria, supone una posibilidad de seguir ingresando dinero para aquellos trabajadores expulsados del mercado de trabajo que han agotado todos los subsidios y así ahorrar en determinadas compras y servicios.

Asimismo, sabiendo que la esperanza de vida de la población española es cada vez mayor, aunque el COVID-19 haya recortado la estadística, significa que tendrá más tiempo para disfrutar de un estilo activo y saludable por más tiempo con todas las ventajas que ofrece la condición de jubilado y el tiempo libre asociado.

Problemas de jubilarse anticipadamente en España
Con la legislación vigente, esta merma alcanza con facilidad el 30% respecto a la prestación que se podría recibir –según indican desde BBVA-. Y en la gran mayoría de los casos no siempre se puede compensar con el dinero ahorrado con anterioridad.

Por supuesto, un retiro prematuro puede suponer la pérdida de un profesional válido, y en el plano personal, desembocar en problemas psicológicos ante la ruptura de la rutina o encontrarse ante una ingente cantidad de tiempo libre. 

Pero sin duda, el mayor contratiempo se centra en el sistema de reparto, pues se resta población activa al tiempo que se engrosa la base de pensionistas. Lo que puede generar posibles desequilibrios adicionales, en especial los prejubilados actuales, cuya alta pensión es sostenida por una población activa cada vez más pequeña, fruto de la pirámide poblacional invertida, y de altas tasas de paro.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: